lunes, 10 de noviembre de 2008

Catafau: El Alma de Guille.






Escucho una canción que habla de los ‘Brillantes Arboles’ (tal vez el follaje del volumen)
y me pregunto:
En qué se convierte la excelencia de un Alma cuando se calza, repetidamente,
Guantes Fosforescentes o Rodilleras Innecesarias y Dudosas?
Por qué el Aguila Roja en el pecho era de Confianza Ilimitada
y no el símbolo adoptado del golpismo franquista?
Por qué la Gratitud es Fiesta Nostálgica y no Deuda?
Por qué todo eso se ligaba en Guille como una comedia resumiendo muchas otras cosas que vivíamos, sin presagiar su vigencia para Siempre, oh?
Los Brillantes Arboles parecen inexpresivos a veces, en los otoños de este mundo.
Parecen muertos, o dañados.
Me hacen pensar en todo lo que es diferente, pero no llego a imágenes, no alcanzo los ejemplos.
Es un estado afectivo, es una idea, extendida y sin velocidad, regular, una especie de
‘Como Siento Yo’.
Guille, nuestro arquero, se relaciona a todo esto, a esta prolongación.
Toda esta distancia nos hace llegar a ideas modestísimas, como tienen que ser las ideas, modestísimas.
Mientras estábamos con Guille, disfrutando las acciones que nos tocaban de su vida, vivíamos en su amistad.
Ahora, lejos, estamos llenos, repletos de preguntas hacia él.
Quisiéramos recordar en su presencia...
Sabemos también que si en el futuro le vemos de nuevo, no nos acordaremos de las preguntas, hablaremos nosotros con nuestras impetuosas ideas que no dejan espacio a lo Verdadero.
Vivimos la amistad ( la real amistad que llega pocas veces) mudos.
Al perderla queremos preguntar, queremos retrotraer lo superposición de voces.
Qué era vendarse los pies sino solamente vendarse los pies?
Qué era tirarle a las manos a Guille antes del inicio del partido, sino tirarle a la Fosforecencia Industrial de la goma de esos guantes?
En ese sentido, las acciones parecen ser el lujo de los objetos.
El renombrado Maestro Llamas decía que uno juega dentro de una cancha de fútbol de la manera que uno realmente es, que en ese momento uno muestra la verdadera índole personal.
Yo, para variar, estoy de acuerdo con eso.
Otros piensan que uno dentro de una cancha se trasforma, deja de ser el que es, es más, debe transformarse y debe de ser, obligatoriamente, otro.
Yo no le creo a esa pretensión de desdoblamiento.
Es decir, me gusta más la primera opción de confirmación creativa de lo que uno es.
En ese sentido, no hay disculpas posibles, no hay frenesí que no sea de uno mismo,
no hay derrota de los otros.
La corrección de Guille era La Corrección de Guille.
No hay desvaríos, no hay momentos que deban ser explicados posteriormente.
Es gol o no es gol, punto.
Mejor no hablar de los autogoles.


Braulio Musso.

4 comentarios:

Almendra dijo...

Amable y Joven Verdura de pestañas infinitas:
Mi cabello de doncella crece mientras espera su honorable visita.
¿Será que me convertiré en una especie de Rapunzel esperando por aquel día?
Acá las provisiones no escasean pero los precios se disparan.... aun así se celebraran bodas este Viernes en mi casa.

Compartiendo ese gusto por la carne se despide afectuosamente,
su más fiel servidora.


(los detalles amorosos de Rapunzel no deben ser considerados...já)

braulio musso dijo...

Imposible Rapunzel:
aunque no recuerdo demasiado bien los detalles de la trama,
me gustaría ser el notario que vive en el límite de pueblo,
ser el personaje que ve por última vez a los que dejan el pueblo, el primero que ve a los visitantes hambrientos.
No esperes tal día, llegaré y punto.
Las bodas aún necesitan de notarios no?
O esta boda es de aire?
Cómase el trozo con más grasa en el nombre de mi avenir, nada de esqueletos sin sabor.
Atentamente,
Herr Coliflor.

sultán otoñal dijo...

creo que en éste jueguito del tiempo
las cosas (sí, las cosas) se impregnan con de él, de nosotros y esto ocurre no en vano.
hay cosas visibles que aparentan 'algo', pero realmente son otra cosa... apriencia y realidad ¿qué soledad, no?
es inevitable recordar telas y cueros con ciertos perfumes... o acaso sólo será un producto de consumo?

braulio musso dijo...

Alto Magistrado de Voz Mejorada:

Sé que por vuestros solares el calor hace amar los Umbrales de Canaletas Desproporcionadas.
Estas máquinas entregan todo tipo de información...
Anoche he conocido, por primera vez, lo que se llama 'Dormir en el Sofá'.
Es bastante reconfortante y económico, un nuevo hallazgo de nuestra expedición...
Hoy, uno de los muchachos me dijo con una mueca de desprecio hacia el punk rock:
'Me emociona la fidelidad, lo que no impide cierta creatividad'.
Yo, por mi parte, pongo en remojo vuestras ideas sobre el Tiempo, La Soledad y La Venta De Cuero.
Pronto le diré Una Palabra Escondida sobre Ellas.
Debo ir a producir Lecturas Y Auditorías.
Arvejas Omnipresentes.
Atentamente,
Dubitativo Guiso.