lunes, 9 de febrero de 2009

Calle Divino Maestro







Supongo que uno debe cuidar su cerebro.
Supongo que es bueno seguir y que es bueno seguir sintiendo la Acotada Armonía de estos días que vivimos viendo el Sol rozando los Edificios repletos de vidas.
Así, en estas circunstancias de recuerdo y esperanza, son afirmaciones los planos amarillentos de los Estadios que no fueron, las cenas familiares donde malhumorados fuimos Infames e importantes, los amigos que tuvimos sin saber ni pensar, las vueltas a casa viendo el aeropuerto de Cerrillos entre imperceptibles praderas, la calle Divino Maestro, Lo Espejo cuando caballos aún vagaban entre los arenales y el pasto...
Son afirmaciones y sin desperdicio.
Pasa el tiempo y no hay nada más real que ellas.
A lo más, hay cosas tan reales como ellas.
Hay días que se llaman John Lennon, reacciones nuestras que quieren ser algo compatible con ‘Mind Games’,
calles que se llaman René García Fuentealba, líneas de Humberto Díaz Casanueva,
tardes de Gracia donde le preguntamos al Aire:
‘Si existieron personas como Fernandito o Roberto Hodge,
si alguien escribió y cantó ‘Tears of Rage’:
cómo poder dejar Las Mejores Invitaciones sin respuesta?’.

El Aire no contesta, pero encuentro los Parlantes eternos y Spinetta dice, oh:

‘Y me pregunto:
Cómo dormirán los Enemigos de la humanidad?
Quizás ella arroje su propio fuego como a un vil papel...’.

Damon Albarn dice Nocturno desde el cd, antes de terminar este día:

‘Tomando todo el día
pues el país está en guerra’.



Braulio Musso

2 comentarios:

sultán dijo...

antes de todo unos saludos fraternales y vacacionales, en estos días de sol duro y a veces insípido; es decir que caen hojas secas como gotas de sudor..

lo que ud. pone alfinal estimado me recuerda inmediatamente a un sin número de películas sobre la gran guerra, franco y nuestro dictadorsito.. tambien algunos parajes del Greendale

yo para algunos existe una lucha entre lo que uno quiere contra lo que a uno le gusta... a mi no me gusta sentir nudos en la garganta de rabia al escuchar y leer relatos horrendos de la Historia, pero quiero que esas cosas no queden en silencio (eco eco eco eco....) al menos, darle libertad a ese silencio y no censura.. como siempre: en qué iba?
así funcionaría la democracia..
en los enemigos que nombra, no puede existir más que un impulso de igual poder que el de vivir, porque vivir en remordimiento implica un ejercicio espiritual, además del intestinal...
ya.

braulio musso dijo...

Unico Sultán, Computador Emocional:

el pronóstico del clima no será nuestro tiempo.
Luchas... innumerables.
Sigo leyendo a un filósofo que habla 'del acto simple de vivir'.
Intestinos y espíritu ligándose.

Atento,
El tío gmail.